Glosario %BACK%

BASE MONETARIA

Las monedas y billetes en manos del público así como las reservas bancarias que se componen de los depósitos que tienen los bancos comerciales en el Banco Central, así como del dinero en efectivo de los bancos comerciales constituyen la base monetaria. Las fuentes de creación de base monetaria con los activos (reservas de divisas, créditos al sistema bancario y los títulos) que adquiere el Banco Central a cambio de efectivo o depósitos abiertos frente a terceros, lo que da lugar a una monetización de activos.

De esta forma, toda expansión del activo del Banco Central ya sea vía incremento de las reservas de divisas, aumento de la liquidez del sistema bancario, vía crédito o títulos o activos financieros, sin que tenga lugar una variación de los pasivos no monetarios y del patrimonio neto da lugar a una expansión de la base monetaria. De entre todos estos factores el crédito al sistema bancario es el único factor realmente controlable por el Banco Central a través del tipo de interés oficial o de referencia, cuya variación por parte del Banco Central es capaz de influir en el volumen de créditos concedidos a los bancos comerciales, incrementándose el activo del balance del banco central y, con ello, la base monetaria. Además de la fijación del tipo de interés oficial, las operaciones de mercado abierto (OMA) son otro de los medios más frecuentes con los que los Bancos Centrales alteran la Base Monetaria.

Horario de atención a Cliente

Martes 1 de Mayo
10h - 15h

De lunes a viernes
de 9:00 a 22:00 h.

Sabados
de 10:00 a 15:00 h.