Características y particularidades del despido improcedente

2019.06.07

Dentro del denominado despido laboral, el despido improcedente es la forma jurídica en la que se producen la mayoría de despidos. Se denomina como despido improcedente a aquel despido establecido de forma unilateral por parte del empleador en el que no se acreditan ninguna de las causas objetivas que permiten que tal despido se pueda considerar procedente. Como resultado de ello, el despido improcedente conlleva una compensación a la parte más débil del contrato (el trabajador) que se traduce en una indemnización por despido y en el derecho a cobro durante un tiempo estipulado por la ley del trabajador despedido. Las personas que figuran en situación de desempleo también pueden pasar por situaciones de necesidad de liquidez urgente y poder demandar créditos online a Viaconto a los que pueden acceder pese a no tener una nómina si tienen otra fuente de ingresos periódicos disponibles. Te desgranamos a continuación las características del despido improcedente.

Características del despido improcedente

Para que podamos hablar de despido improcedente se deben haber incurrido en las siguientes circunstancias:

  • No de justifica por parte del empleador o empresario la causa que motiva el despido o si se indica la causa, esta ni mucho menos tiene la gravedad suficiente como para acreditar ese despido como procedente.

  • No se han cumplido con los requisitos formales del despido, como establecimiento de la fecha de la fecha de efectos de este, falta de la comunicación acorde al despido (no vale un despido verbal) o que los hechos que justifican la causa del despido no están lo suficientemente clarificados.

  • Si se trata del despido de un representante de los trabajadores, se considera despido improcedente si se produce la omisión del expediente contradictorio. Si es un trabajador afiliado a un sindicato también afecta en su improcedencia que en su caso no estén presentes sus delegados sindicales.

Cuando un empleado es despedido y considera que no hay motivos justificables para que la empresa lo haya echado de su puesto de trabajo, a la hora de firmar la comunicación del despido, es necesario que al lado de la firma aparezca un “no conforme”. De esta manera, podrá llevar a cabo futuras reclamaciones. Una vez firmada la comunicación del despido de esa manera lo primero que se tendrá que hacer será presentar una papeleta de conciliación en la magistratura laboral. Este proceso se realiza para intentar llegar a un acuerdo entre empleado y empresa, y así, evitar recurrir a la vía judicial.

¿Qué puede ocurrir con un despido improcedente?

Durante el proceso de reclamaciones el empleador deberá de tratar de explicar cuáles son las razones que han justificado tal despido y tratar de demostrar la procedencia de este. En el caso del trabajador tratar de demostrar la improcedencia de este despido, siendo este último el resultado que más comúnmente se suele dar. Una vez se ha catalogado el despido como improcedente tras producirse las reclamaciones pertinentes entre trabajador y empleador caben dos circunstancias que se puedan dar:

  • La readmisión del trabajador a su puesto de trabajo la cual se puede hacer a mucho tardar cinco días después de que se haya producido el despido. En ese caso, deberá de abonar los días de salario que dejó de percibir este trabajador por habérsele aplicado un despido no justificado.

  • La otra opción es la no readmisión del trabajador en cuyo caso el empleador deberá proceder a indemnizar al trabajador. El tipo de indemnización que el empleador deberá pagar al empleado dependeré en buena medida del tipo de contrato laboral que tenga con la empresa. Pero si vamos al contrato de trabajo definido y ordinario, la indemnización es de 33 días de salario por cada año trabajado, para el periodo trabajado con posterioridad a la última reforma laboral y para periodos anteriores la indemnización correspondiente es de 45 días por año trabajado.

Este es un resumen de los que las leyes señalan sobre el despido improcedente. Una fórmula de despido que además le da derecho al despedido a que durante un periodo de tiempo pueda recibir una prestación que desde Viaconto la consideramos ingresos periódicos mensuales y demostrables. Con lo que si te han aplicado un despido improcedente, estás cobrando la prestación por desempleo y necesitas uno de nuestros créditos online, no dudes en visitar nuestra web.

Créditos Online en el Acto

¿Necesitas una inyección extra de efectivo en tu cuenta? En Viaconto te damos esa posibilidad de manera ágil y sin necesidad de hacer engorrosos trámites.

Solicitar crédito online

Solicitar crédito online ha dejado de ser difícil. Un sencillo formulario es lo único que te separa de disfrutar del dinero que necesitas en menos de 24 horas.

Prestamos Online Inmediatos

Con Viaconto es muy fácil solicitar préstamos online inmediatos te contamos las condiciones y pasos a seguir para conseguir el dinero extra que necesitas.

Horario de atención a Cliente

De lunes a viernes
de 9:00 a 22:00 h.

Sabados
de 10:00 a 15:00 h.