Glosario %BACK%

TASA ANUAL EQUIVALENTE (TAE)

La TAE es un indicador que, a diferencia del tipo de interés, sí que recoge los gastos y comisiones bancarias del producto que se contrata. Es por ello que la TAE resulta mucho más útil que el tipo de interés para comparar distintos productos u opciones de inversión, independientemente de sus condiciones particulares. Esto es así especialmente entre productos de igual naturaleza, en los que los restantes elementos, y en particular el riesgo que tienen, son idénticos o muy similares.

Por normativa, las entidades están obligadas a informar sobre la TAE de sus operaciones en la publicidad que hagan de sus productos, en los contratos que formalicen con sus clientes, en las ofertas vinculantes que realicen y en los documentos de liquidación de operaciones activas y pasivas. Generalmente la TAE es usada sobre todo en los créditos hipotecarios y en los préstamos personales. La TAE es un indicador idóneo para comparar distintos tipos de préstamos o créditos entre sí antes de contratarlos. Pero una vez contratados la información que este indicador nos da debe ser complementada con la que aporta el Coste Efectivo Remanente (C.E.R.), ya que permite tener sólo en cuenta lo que nos queda por pagar de dicho préstamo.

Horario de atención a Cliente

Martes 1 de Mayo
10h - 15h

De lunes a viernes
de 9:00 a 22:00 h.

Sabados
de 10:00 a 15:00 h.